Canelo Álvarez doblega a Jacobs y amplía su legado con otro título


Canelo Álvarez (52-1-2) sigue ampliando su legado y agregó a su colección (WBC y WBA) el cinturón mundial de la IBF del peso medio tras vencer a Daniel Jacobs(35-3-0) por decisión unánime (115-113, 115-113 Y 116-112), con lo que controla ya tres de los cuatro títulos de esta categoría. 'Miracle Man' ya había perdido un millón de dólares al superar las 170 libras (173.6 lb) en el segundo pesaje y durante el combate Álvarez le propinó otra derrota y se impuso claramente y demostrando que es un boxeador con más recursos que el estadounidense. Si no hizo más es porque su adversario no se le exigió.


El mexicano comenzó con más chispa que Jacobs, un púgil mucho más grande (1,82 por 1,74) aunque sin embargo más lento que el de Guadalajara. Apenas pudo dominar con su envergadura el de Brooklyn, y ya en el cuarto asalto quedó patente que Canelo es un boxeador más completo y cuya velocidad, bien aplicada en todas las facetas, le iba a proporcionar ventaja. Era más rápido tanto en sus ataques como en la esquiva.


Sus veloces movimientos defensivos hicieron que Jacobs lanzara demasiadas manos al aire, cansándolo de esta manera. En el quinto veíamos al americano aún pasivo frente a un rival agresivo y dominador. Poco a poco Danny fue arriesgando algo más, aunque era Álvarez quien más golpes conectaba a su adversario. En el octavo round, 'Miracle Man' llevó contra las cuerdas a su rival y el mexicano respondió con un crochet de izquierda para zafarse y dejar temblando a Jacobs.

En el noveno fue el de Nueva York quien respondió al de Guadalajara con una gran izquierda que Canelo encajó bien pero que bien habría hecho tambalearse a cualquier otro. Ambos demostraron tener el mentón de granito. Lo cierto es que pese a esto Jacobs nunca se lo creyó, hasta el punto de salir mal parado cada vez que tenía a su adversario contra las cuerdas. En el undécimo asalto seguíamos viendo cómo Danny seguía tragándose manos y a un Álvarez que físicamente aún seguía muy entero. Gran preparación del mexicano para este combate, del que salió como justo vencedor.



"Tuve paciencia e hice las cosas como debía. Tardé poco en adaptarme a Jacobs", comentaba sobre el resultado del combate Saúl Álvarez tras la pelea, y reconoció que la izquierda de Jacobs en el noveno "fue un golpe duro pero no sentí nada". ¿Y sobre su futuro y Gennady Golovkin? Canelo volvió a responder en su línea habitual: "Mi próxima pelea será un gran reto. Estoy listo para ganar de nuevo a Golovkin si es lo que la gente quiere". Quizá le debieron preguntar mejor por Demetrius Andrade, aunque en el futuro del mexicano caben todos. Nadie le achanta.


Fuente: www.marca.com