Curiosidades: Árbitro se ofrece a recibir insultos vía whatsapp durante la pandemia del coronavirus.

Omar Flores | ESPN Digital

MÉXICO - Un mensaje de un árbitro español, Alejandro Castro, circula por las redes sociales: "si en estos días necesitas insultar a alguien para no perder la estabilidad mental", avisa. "Háblame y te paso mi número para que me mandes audios", asegura el originario de La Coruña, admirador de Andrés Guardado y que ya lleva más de 500 mensajes recibidos, entre ellos algunos de México, Chile y Perú.


"En España, como estamos con el tema de la cuarentena, mucha gente estaba escribiendo tuits sobre que eran pediatras y que si necesitaban una consulta telefónica, por la salud de nuestros niños, ellos se ponían a disposición. Yo soy árbitro y pues se me ocurrió poner la tontería esta, entonces empezaron a llegarme mensajes de España, Perú, México, de varios partes del mundo", cuenta Alejandro Castro, a ESPN Digital, que pita en la Tercera División de España y tiene más de 10 años de experiencia como silbante.


La publicación de Alejandro Castro de inmediato tuvo efecto en las redes sociales y en Twitter recibió más de cinco mil retuits en pocas horas, el buzón del silbante español empezó a recibir mensajes y hasta ahora acumula más de 500 peticiones de usuarios que le piden les proporcione su número para enviarle insultos.


"El mensaje más peculiar fue uno que me contestó de forma muy educada: 'Señor colegiado, queremos hacerle una reclamación colectiva entre todos', lo que nunca escuchas en el estadio, todos son muy educados. La forma de hablar de Latinoamérica, sus expresiones, hacen que nos de mucha risa", agrega Alejandro Castro, que desde el viernes pasado se encuentra en casa debido a la pandemia del Covid 19.


La Liga Española, así como las competencias europeas, fueron suspendidos debido a la pandemia del coronavirus y el silbante español trata de "hacer un poco más fácil el encierro al que estamos sujetos" en estos días.


"De México he recibido algunos mensajes, pero los que más me escriben son los de Perú, me reclaman por el trabajo de un árbitro que se llama Haro, pensé que era una palabra para insultar y después me di cuenta que era un silbante que según se equivocó al marcar un penal y la gente está muy enojada con él".