El comisionado de la NFL anima a equipos a que fichen a Colin Kaepernick, después de veto en 2016


Colin Kaepernick, en el medio EFE

La militancia de Colin Kaepernick para protestar contra el racismo en Estados Unidos hizo que su carrera en la NFL quedase cortada por lo sano. El que fuera el gran mariscal de campo de San Francisco 49ers decidió arrodillarse en señal de protesta durante la interpretación del himno de EE UU y, por eso, la liga profesional de fútbol americano decidió cortarle en 2016.


Desde entonces, Kaepernick no sólo se ha convertido en un símbolo de la lucha racial en todo el mundo, sino que el flujo de opinión ha cambiado. Las protestas han hecho que la figura del exjugador se reivindique, hasta el punto que desde la propia NFL ya admiten que sería un gran punto a su favor si volviera a jugar.


El comisionado Roger Goodell no sólo apoya su vuelta, sino que anima a los equipos a que lo fichen. "Si quiere volver a su carrera en la NFL, obviamente un equipo tendrá que tomar esa decisión, pero le doy la bienvenida a la idea, apoyo a un club a tomarla y les animo a que lo hagan", señaló en ESPN.


Goodell fue muy criticado en el pasado por su actitud ante la situación de Kaepernick, a quien no sólo no defendió sino que arrinconó. En los comunicados de la NFL, la ausencia del nombre de la punta de lanza de las protestas en el deporte estadounidense fue muy señalada.


Si Kaepernick vuelve a jugar, las miradas se irán inmediatamente hacia la Casa Blanca. El presidente Donald Trump ya ha dicho públicamente que él no verá los partidos de la NFL si las actitudes de Kaepernick se convierten en ejemplo y los jugadores vuelven a arrodillarse durante el himno.


Fuente: www.20minutos.es

0 vistas