El mercado NBA empieza con fuerza: Kevin Durant y Kyrie Irving, a Brooklyn


Los Brooklyn Nets han asestado un golpe maestro en el mercado NBA. El equipo neoyorquino, que hace sólo dos temporadas fue el peor de la liga, se ha llevado a dos de las piezas más codiciadas de la agencia libre: Kevin Durant y Kyrie Irving. El alero se rompió el tendón de Aquiles durante las pasadas Finales, por lo que habrá que esperar para verlos en acción, pero los Nets se aseguran una de las parejas con mayor talento ofensivo de la NBA.


Durant había renunciado a su último año (opcional) de contrato con los Warriors para salir al mercado. Aunque es una decisión habitual para jugadores que quieren firmar por más dinero, incluso cuando van a renovar, desde su desencuentro con Draymond Green en pleno partido el pasado mes de noviembre se apuntaba a una posible salida. Hace unas semanas, en plenas Finales de la NBA, los medios ya apuntaron a un posible pacto con Kyrie Irving para unir fuerzas en los Brooklyn Nets.


Según el periodista Adrian Wojnarowski, Kevin Durant firmará un contrato de 164 millones de dólares por cuatro temporadas, mientras que Kyrie Irving firmará por 141 millones con la misma duración. A ellos se unirá el pívot DeAndre Jordan, que había militado el curso pasado en los Dallas Mavericks y en los vecinos New York Knicks.


GRAVE LESIÓN


Durant abandona los Warriors después de haber llegado a las Finales en cada una de las tres temporadas que ha jugado con Golden State. En las dos primeras se llevó el anillo y el MVP de las Finales, pero en la de este año apenas pudo disputar 12 minutos antes de romperse el tendón de Aquiles. El tiempo habitual de recuperación se estima en un mínimo de nueve meses, por lo que los plazos más optimistas se situarían a comienzos de marzo de 2020.


Durant es uno de los mejores anotadores de la era moderna, pero los Brooklyn Nets tienen argumentos de sobra para pelear por los playoffs hasta que se recupere. Empezando por Kyrie Irving, el dueño de uno de los manejos de balón más endemoniados de la liga. Sus problemas en el vestuario de los Boston Celtics han puesto en entredicho su liderazgo, pero sigue siendo un extraordinario anotador.


Los fichajes de Durant e Irving son el mejor reconocimiento a la enorme labor que ha hecho Sean Marks desde que fue nombrado director general de los Brooklyn Nets en 2016. Llegó a una franquicia desahuciada, que cerraría la 2016-17 con el peor balance de la NBA (sólo 20 victorias en 82 partidos) y encadenando buenas decisiones la ha convertido en el destino ideal para dos de las grandes estrellas de la liga.


Fuente: www.elmundo.es