En duelo de pitcheo Toros blanquean Águilas

Tuto TAVAREZ

Freddy Peralta

LA ROMANA.- Las Águilas desaprovecharon una labor perfecta de cuatro entradas de Marcos Diplán y los Toros del Este con otra soberbia salida de Freddy Peralta se impusieron 4-0 anoche en el estadio Francisco Micheli, de La Romana.


El encuentro fue un duelo sin anotaciones entre los abridores y vecinos, Diplán de Licey al medio y Peralta de Moca.


El plan con Diplán de ponerlo abrir salió perfecto ya que no permitió que ningún jugador de los taurinos llegara a la primera almohadilla por ninguna vía.


Pero en el lado contrario estaba Peralta decidido a despedir del torneo como los grandes, ya que era su última salida del campeonato.


La victoria fue para Freddy Peralta (2-0) y la derrota para Rafael De Paula (0-1).


Con su triunfo los Toros pusieron su marca en 4-3, mientras las Águilas se quedaron con 2-5.


Marcos Diplán abrió por las Águilas lanzando cuatro entradas perfectas, donde se enfrentó a 12 bateadores y lo retiró a todos, incluyendo seis por la vía del ponche.


La debacle llegó cuando Diplán salió en el quinto y entró Rafael De Paula quien de inmediato aceptó dos anotaciones.


También desfilaron por el montículo amarillo, Mike Devine, Matt Robereyko, Jeremy Rhoades y José Domínguez.


Freddy Peralta se despidió del torneo con una joya de cinco entradas, enfrentó a 16 rivales, permitió tres hits y abanicó a ocho aguiluchos.


La ofensiva de los ganadores fue encabezada por Pedro Florimón, con dos imparables; Junior Lake, un cuadrangular; Christian Bethancourt, Jorge Mateo y Manuel Margot, un sencillo.


Por los aguiluchos Zoilo Almonte disparó un doble y salió lesionado del partido, Wilín Rosario quien lo reemplazó un sencillo, igual que Carlos Gómez y Luis Valenzuela.



Las dos primeras carreras fueron anotadas en el quinto cuando Peter O’Brien negoció boleto, Jeimer Candelario se ponchó, pero Christian Bethancourt y Pedro Florimón dispararon sencillos consecutivos anotó O’Brien y Bethancourt pisó el plato con elevado de sacrificio de Jorge Mateo.


El séptimo fue de la suerte para los locales cuando Jorge Mate remolcó a Pedro Florimón con la tercera.


En el octavo Junior Lake produjo la número cuatro con un largo cuadrangular.