La insólita descalificación de un judoka que se le cae el teléfono móvil en pleno combate en Bakú


La delegación española suma tres medallas en la competición gracias a Laura Martínez, Julia Figueroa y María Bernabéu.

El Grand Slam de judo de Baku registró una situación insólita protagonizada por el portugués Anri Egutidze, quien fue descalificado porque se le cayó el teléfono móvil en pleno combate. Egutidze se medía al sueco Robin Pacek cuando su dispositivo se deslizó desde su judogi y cayó al tatami ante el asombro de los presentes y su rival. Pacek recogió el teléfono y señaló con él a los jueces, quienes detuvieron el combate inmediatamente y descalificaron al portugués de 23 años.

Las representantes femeninas de la selección nacional dejaron huella en la competición disputada en la capital de Azerbaiyán. En la jornada inaugural, Julia Figueroa y Laura Martínez se abrieron paso hasta protagonizar una final española en la categoría de 48 kg, que terminó con oro para Martínez. En la jornada sabatina, María Bernabéu dio otra medalla al judo español después de colgarse el bronce en 70 kg, después de vencer a la alemana Miriam Butkereit en la lucha por el tecer puesto. El campeón del mundo Niko Sherazadishvili también subió al podio en Bakú, al conquistar la medalla de bronce. El serbio Nemanja Madov, que terminó ganando el oro, le apartó de la final, aunque se repuso para superar al holandés Jesper Smink y hacerse un hueco en el cajón.


Aquí el vídeo.

Fuente: www.20minutos.es