LeBron James, sin daño estructural en la ingle y será solo ‘day to day’


Lebron James Fuente: MSN.com

LeBron James tendrá que perderse, casi con seguridad, algunos partidos hasta sanar por completo la leve lesión en la ingle que sufrió durante el tercer cuarto de la jornada de Navidad que enfrentó a Warriors y Lakers (victoria angelina por 26 puntos en una cancha en la que no ganaban desde hace años).


Como ya destapaba Chris Haynes (Yahoo! Sports) en primera instancia, los Lakers y el propio LeBron James eran conscientes de que el líder del equipo tendría que ausentarse durante algunos partidos.


Y se supo más pocas horas más tarde: hay lesión pero todo quedó en un susto. Este mismo miércoles LeBron fue sometido a diferentes pruebas médicas y fruto de ellas, el periodista Shams Charania (The Athletic) informó que la resonancia a la que el ’23’ fue sometido dio resultados negativos. James no tiene daños estructurales importantes en su ingle y por ello su estatus para las próximas fechas será day to day, no de lesionado fuera de la normalidad del equipo.


De ese modo, el contratiempo para LeBron resulta mucho menos severo de lo que se podía esperar; fue solo el susto y James podría perderse unos pocos partidos pero nada importante. Su equipo podrá contar con él antes de lo esperado ayer, cuando se produjo la lesión ante Golden State.


No lo hicieron nada mal sus compañeros ante los Warriors, en el Oracle Arena, cuando consiguieron repeler la remontada local en el tercer cuarto y ya en el acto final hasta aumentaron su ventaja para vencer con comodidad a Golden State por casi 30 puntos de diferencia.


Todo un golpe encima de la mesa, no obstante de jugar cuarto y medio sin su mejor captura a hacerlo durante un par de partidos hay una diferencia reseñable. Muchos expertos y analistas vaticinaron a principio de temporada que una ausencia de unos diez partidos de LeBron James podía enterrar a los Lakers en sus aspiraciones de postemporada; no será para tanto pues LeBron no permanecerá de baja tanto tiempo, pero sin él el escenario se vuelve mucho menos amable para el equipo de Luke Walton. Ya sea para un partido o para tres, la dependencia sobre su mejor jugador es tal que su ausencia modifica todos los sistemas de juego.


LeBron es el hombre de hierro, pues no se pierde un partido desde abril de 2017 y solo se ausentó de 87 choques de un total de 1.264 durante toda su carrera en temporada regular. Además sigue demostrando esta condición y resistencia sobrehumanas: se perderá muchos menos partidos de los que parecía en inicio.


Rondo y Zubac

Para paliar la presumible ausencia de LeBron James, los Lakers han recuperado a Rajon Rondo y desempolvado el rendimiento del pívot Ivica Zubac, quien ante la afección respiratoria de JaVale McGee ha reivindicado que tiene sitio en la rotación del equipo (anoche 18 puntos, 11 rebotes, 2 tapones y dominio tangible en las dos partes de la cancha).


Tras salvar los Lakers, con LeBron, el primer match ball de la temporada comenzando con balance de 2-5 el curso, el segundo punto de set llegará sin el ’23’ operativo para jugar. Los jóvenes Lakers tendrán que ser capaces de mantener el ritmo en ausencia de su mejor jugador, por pocos partidos en los que ésta se extienda. Ante los Warriors demostraron que es posible, pero ahora tendrán que hacerlo a jornada completa.


Fuente: www.nbamaniacs.com

8 vistas