Los Blazers no dan opción a Memphis y se clasifican para los playoffs


Ya tenemos emparejamientos definitivos de playoffs. Los Portland Trail Blazers han resuelto por la vía rápida el torneo play-in tras imponerse (122-126) a los Grizzlies en un vibrante partido que no se decidió hasta los instantes finales. Los de Oregon apelaron al gran partido de sus titulares para completar la gesta y dejar con la miel en los labios a los de Taylor Jenkins.


Damian Lillard ratificó por qué es el jugador más en forma en la NBA con un doble-doble de 31 puntos y 10 asistencias. Si bien no estuvo tan acertado como en duelos recientes, el base marcó el camino a seguir y recibió el apoyo de sus compañeros. Después de pasar sin pena ni gloria durante los seed games, C.J. McCollum recuperó la chispa en un buen último cuarto que aupó su cuenta particular hasta los 29 puntos. Jusuf Nurkic completó una monstruosa labor en la pintura, principalmente en la primera mitad, con un doble-doble de 22 puntos y 21 rebotes, mientras que Carmelo Anthony añadió 21 puntos y un triple decisivo a 21 segundos para el final. Mención especial merece el internacional bosnio, quien apenas unas horas antes se había enterado del fallecimiento de su abuela por COVID-19.


Los Blazers iniciaron el encuentro a un ritmo muy alto gracias al acierto de la primera unidad. Entre Lillard, Nurkic y Carmelo se repartían la anotación y los de Oregon tomaron rápidamente una ventaja superior a los diez puntos. Los Grizzlies sufrían para responder a las ráfagas rivales y Ja Morant era incapaz de entrar en juego. Con el rookie especialmente vigilado, Jonas Valanciunas (22 puntos y 17 rebotes) y Dillon Brooks (20 puntos) tomaron el testigo anotador para evitar perder el rumbo del encuentro.


Los de Taylor Jenkins poco a poco se recompusieron, cerraron filas y dieron muestras de su habitual descaro y brío en la segunda mitad. El otro novato, Brandon Clarke (20 puntos), encendió la chispa con su intensidad y cuatro triples y su actitud espoleó a Morant, quien terminó por explotar tras el descanso. El gran candidato al premio al Novato del Año recuperó su mejor versión y se convirtió en un torbellino al que los Blazers no sabían hacer frente. Puñalada a puñalada fue desgranando la resistencia rival hasta alcanzar los 35 puntos, a los que añadió ocho asistencias.


Los Grizzlies afrontaron el último cuarto con una ligera ventaja y el sueño de forzar el segundo partido muy vivo. Pero la mayor experiencia de los de Terry Stotts terminó imperando. Lillard y un inspirado McCollum respondieron a los fogonazos de Morant y Brooks y Carmelo se encargó de poner la puntilla con un triple y dos tiros libres a seis segundos para el final tras un vital rebote ofensivo de Nurkic. El asalto a los playoffs de los osos rebeldes tendrá que esperar, al menos, hasta la próxima temporada. Pero pueden marcharse de Orlando con la cabeza bien alta. En Portland, por su parte, acudirán un año más a una cita que no se pierden desde 2014.


Así, los Blazers se medirán a Los Angeles Lakers en primera ronda de playoffs. Un duelo que se presenta mucho más emocionante e igualado que lo que muestra la clasificación final.


www.nbamaniacs.com