Los Gigantes propinan al Escogido su quinto revés al hilo.


Los nordestanos viraron la pizarra en el cuarto

Las últimas dos victorias de los Gigantes han llegado una vez el equipo quedó eliminado. El martes, la tropa nordestana se impuso 2-1 al Escogido en el Quisqueya, el segundo triunfo corrido sobre unos escarlatas que han caído en sus últimos cinco desafíos.


Seis lanzadores se combinaron para dejar en siete inofensivos imparables a la tropa roja y el receptor Webster Rivas remolcó dos vueltas con hit para definir el triunfo cibaeño.


El revés felino provocó un empate en la tercera posición con las Águilas Cibaeñas (24-25), a falta de un partido para finalizar el calendario de la serie regular.


El triunfo fue para Luke Baker (1-0), el revés para Carlos Pimentel (0-1) y el rescate para Juan Minaya (1). La serie particular está 5-4, a favor de los rojos.


Alberto Triunfel disparó dos hits por los rojos, único bateador con hits múltiples en el choque.


Los escarlatas abrieron la pizarra al cierre del tercer capítulo. Triunfel abrió la entrada con hit al jardín derecho, Iván Castillo lo movió a segunda con inalámbrico por el medio del terreno, Carlos Asuaje también pegó sencillo al central para llenar las bases y Franchy Cordero sacó rodado para forcé por el campo corto y anotó la carrera. José de Paula fue sustituido por Luke Barker y puso a batear a Edwin Espinal para doble matanza, con un rodado por tercera.


Los nordestanos viraron la pizarra en el cuarto. Ibandel Isabel comenzó con hit al izquierdo, Jordan Pacheco sacó rola al campo corto que forzó el out en la intermedia, Elier Hernández entregó el segundo con elevado al left, Luis Marte negoció boleto y Samnuel Adames subió al montículo en lugar de Carlos Pimentel. De inmediato transfirió a Rafael Lantigua y toleró imparable productor de dos a Webster Rivas, antes de ponchar a José Sirí.


Fuente: www.diariolibre.com