Los Lakers toman el control con el Rey de las victorias en playoffs

GUILLE ÁLVAREZ

Periodista

LeBron gana su partido número 162 en una postemporada: nadie ha ganado más y supera a tipos como Derek Fisher y Tim Duncan

Nadie ha ganado más partidos que LeBron James en unos playoffs de la NBA. Con la victoria de Los Angeles Lakers por 102-112 sobre los Houston Rockets, el astro de Ohio se convirtió en el Rey de las victorias de postemporada con 162 triunfos acumulados en 17 años de trayectoria en la liga que superan los 161 de Derek Fisher.


“Es algo que llena de humildad, algo con lo que nunca soñé”, declaró un LeBron pletórico al terminar el encuentro. “No llegué a la liga pensando en ser el número uno en victorias de playoffs, sino formar parte de una cultura ganadora, ser un ganador, ayudar a mis compañeros a ganar. Este es el resultado y es gracias a todos los que me han acompañado, de arriba a abajo”.


El jugador celebró su nueva e histórica gesta con 36 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias y 4 tapones en un triunfo muy importante para L.A. que sitúa el 2-1 en su eliminatoria de semifinales de conferencia contra Houston.


Su mejor aliado fue Rajon Rondo, que encendió la mecha de la remontada de los angelinos en el último cuarto y completó su mejor partido en la burbuja con 21 puntos y 9 asistencias desde el banquillo. El base se fue hasta los 12 puntos y 5 asistencias en el período definitivo, una estadística que nadie conseguía desde LeBron con los Cavs en 2010.


También colaboraron Kyle Kuzma, autor de 14 tantos, y Anthony Davis, que completó otro gran encuentro y sumó 26 tantos, 15 rebotes y 6 asistencias para completar la hoja estadística del equipo de Frank Vogel.


“Nadie impacta más en las victorias que LeBron James”, defendió el entrenador de los Lakers. “Es cierto esta temporada, y por eso debería ser el MVP. Siendo honestos, podría ser cierto para toda la historia, nadie impacta más en las victorias que él. Verle con la estadística numérica es otro indicador de ello”.

Houston observó la hazaña con resignación después de completar otro gran partido que tuvo dos caras. Si en la primera mitad los Rockets sumaron 64 puntos para liderar sobre L.A, en la segunda los angelinos les dejaron en tan solo 38 en una eliminatoria entre dos portentos ofensivos que se está resolviendo con el juego defensivo.


Russell Westbrook sacó pecho con 30 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias, mientras que James Harden lideró una vez más a los Rockets con 33 tantos, 9 rebotes y 9 asistencias. Los texanos perdieron a Robert Covington en el tramo final tras una colisión con Anthony Davis, y su entrenador Mike D’Antoni dijo no saber si podría participar en el próximo partido de la eliminatoria.


“Se golpeó en la nariz y estaba sangrando mucho”, comentó el técnico, que dio todo el mérito del triunfo a los Lakers tras un encuentro trepidante que tuvo 15 empates y 16 cambios de liderato. Dion Waiters no participó en el encuentro pero sí lo hizo JaVale McGee; para los Rockets Danuel House se ausentó tras haber metido 13 puntos desde el banquillo en el segundo encuentro por motivos personales.


Los datos arrojan un mal presagio para Houston, y es la cuarta vez que los Rockets dividen 1-1 una eliminatoria. Las últimas tres veces que ocurrió, el equipo que ganó el tercero se llevó el gato al agua. Con el Rey de las victorias de su parte, los Lakers tienen las de ganar.



Fuente: www.mundodeportivo.com