Presidente de Lidom evalúa campeonato; cita retos y desafíos de la entidad

Decoraciones de Vitelio Mejía Ortiz sobre el campeonato de 2019-20 y retos de Lidom

El presidente de la Liga de Béisbol Profesional de República Dominicana (Lidom), licenciado Vitelio Mejía Ortiz

Santo Domingo.- El presidente de la Liga de Béisbol Profesional de República Dominicana (Lidom), licenciado Vitelio Mejía Ortiz, al analizar la temporada 2019-2020 recién finalizada concluyó en que: Realizar un análisis objetivo de dicha temporada implica necesariamente dar gracias primeramente a Dios como en todo, en segundo lugar agradecer a la prensa deportiva por su apoyo, así como reconocer la fidelidad de la fanaticada nacional manifestada en su simpatía por sus respectivos equipos, a los presidentes, directivos, gerentes, cuerpo técnico y jugadores de cada una de nuestras franquicias, de ellos es cualquier merecimiento por el buen desempeño de esta histórica temporada. Reconocer también el apoyo de nuestros patrocinadores y la labor dedicada del equipo de trabajo de Lidom.


Pero este análisis implica, además, hacer conciencia y convicción de las cosas por hacer y por mejorar, y en las cuales debemos empezar a trabajar todos unidos tan pronto finalice la Serie del Caribe. Nuestra liga ha crecido y nuestro producto se ha valorizado, y es el momento que debemos aprovechar para relanzarnos, mejorando nuestras herramientas de mercadeo y comercialización, facilitando la experiencia en los estadios para nuestros fanáticos, incluyendo la implementación generalizada por todos los equipos de la adquisición ágil de boletas, fortalecer el desarrollo de nuestra Academia de Árbitros en procura de la capacitación integral de nuestros árbitros y el mejoramiento y renovación de nuestro plantel de jueces en el terreno, incluyendo la implementación en todos los estadios de tecnología avanzada para la medición de su desempeño, la eficientización de nuestros acuerdos con la MLB, el inicio de nuestra liga de verano para el fomento de jugadores y árbitros, y para mantener viva, además, la pasión por el béisbol de nuestra fanaticada por gran parte del año. Y finalmente, y no por eso menos importante, redoblar los esfuerzos para que, con el apoyo del gobierno, podamos avocarnos a la modernización de nuestros estadios para que estos puedan estar al nivel del merecimiento de nuestros fanáticos y puedan acoger eventos como el Clásico Mundial o juegos de temporada regular de la MLB.