Regreso de MLB, sin precio para los dominicanos


SANTO DOMINGO, República Dominicana – Si la gente que abarrotó el Estadio Quisqueya Juan Marichal el sábado por la tarde fue a ver brillar a los estelares dominicanos, no se fueron decepcionados.


En el duelo entre los Twins y Tigres, el primer juego de pretemporada de MLB que se disputó en la República Dominicana en 20 años, los quisqueyanos Miguel Sanó, Nelson Cruz, Jeimer Candelario, Iván Nova y Jorge Bonifacio complacieron a los casi 15,000 aficionados.


“Fue un momento especial que espero volver a vivir de nuevo en mi país”, expresó Sanó. “Es algo que no tiene precio ni comparación”.


Luego de que Cruz y Sanó hicieran gala de su poder en las prácticas de bateo, el segundo detonó un cuadrangular de dos carreras ante el zurdo de los Tigres, Daniel Norris –un veterano de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana con las Águilas Cibaeñas—para encender a los aficionados y empatar el juego 3-3, en lo que al final sería una victoria de Minnesota por 7-6. Tras el jonrón, Sanó se quedó un momento en el plato.


“Se me frizó todo”, dijo Sanó. “Fue algo muy emocionante. La verdad es que me sentí feliz”.


Ése fue el sentimiento general de los dominicanos en acción, encabezados por Cruz.


“Es algo que todos deseábamos”, dijo Cruz. “Es un evento en que la mayoría de los dominicanos sin visa, que no tienen chance de ir a los Estados Unidos, no pueden experimentar. Es un orgullo, un placer. Estoy más que feliz de estar aquí y de poder darle a la fanaticada dominicana lo que por mucho tiempo deseaba”.


Sanó estaba a poco más de un año de ayudar a las Estrellas Orientales a conseguir su primer título en la Liga Dominciana desde 1968. Pero para Cruz, fue la primera vez que jugó en su país desde el 2016, cuando reforzó a su equipo local, los Gigantes del Cibao, en la ronda semifinal.


“Muy especial. Son cosas que con palabras no se pueden describir”, manifestó Cruz. “Pero significa mucho”.


Por los Tigres, Nova fue el lanzador abridor. Fue su primer juego aquí desde el invierno del 2009-2010 cuando con los Leones del Escogido. El sábado, lanzó un primer inning en blanco contra los Mellizos.


“No estaba planificado para pitchar” dijo Nova. “Pero sí quería pitchar aquí, porque quería ser parte de esto. Tener la oportunidad de jugar en frente de muchos amigos y familiares que no pueden viajar a los Estadios Unidos a vernos jugar fue algo muy importante para mí y para mi familia en especial.


Por el lado ofensivo, Candelario dio un doblete empujador y Bonifacio remolcó dos en la causa de Detroit.


“Es un privilegio poder venir aquí, dándole la oportunidad de vernos a la fanaticada de la República Dominicana”, dijo Candelario.


Los jugadores dominicanos no fueron los únicos en disfrutar el ambiente del sábado. Ambos managers apreciaron la importancia del evento en el país.


“Gran energía”, dijo el manager de los Twins, Rocco Baldelli. “Es un entusiasmo que no puedes fingir. No soy un veterano de la pelota invernal, pero llevo suficiente tiempo en el juego como para saber de qué se trata. Es otro tipo de béisbol y eres afortunado si lo puedes experimentar en persona”.


Agregó el manager de los Tigres, Ron Gardenhire, sobre sus pupilos: “Lo manejaron bien. Creo que lo más importante es que sus familiares estuvieron aquí para verlos. No pueden hacerlo mucho y hoy lo disfrutaron.


“Veían a la gente en la gradas. Eso es lo mejor de todo esto, que puedan volver a casa y demostrar lo que han venido haciendo en los Estados Unidos”.



David Venn es el editor ejecutivo de LasMayores.com.


Fuente: www.mlb.com