Saprissa venció a Tigres en la ida de octavos de la Concachampions.



En Costa Rica, Tigres no fue ‘pura vida’, al contrario, sus delanteros se cansaron de fallar frente a Saprissa y se regresan a Monterrey con las manos vacios al caer derrotados por la mínima diferencia-

La inoperancia ofensiva y la fragilidad defensiva fueron los aspectos claves para que el cuadro nicolaita empezara con el pie izquierdo su participación en la Concachampions. La primera parte fue dominada por Tigres, pero no lograron hacerse presente en el marcador, llegaron por lo menos cuatro ocasiones claras de gol.


Sin André-Pierre Gignac, la responsabilidad del gol recayó en tres jugadores ofensivos: Julián Quiñones, Enner Valencia y Eduardo Vargas, quienes generaron peligro, pero entre la defensa y el portero local secaron la ofensiva felina. A base de garra, Saprissa generó las suyas: un tiro de Mariano Torres desde fuera del área y otra opción muy clara, de esas oportunidades que no se deben fallar, pero Rubilio Castillo hizo lo más difícil, la envió fuera estando frente a portería; así se fue el fin del primer lapso.


Para el segundo tiempo, el partido no varió: los pupilos del Tuca atacando y Aarón Cruz, portero de Saprissa convirtiéndose en la figura al salvar a su equipo en un mano a mano contra Javier Aquino y otro ante Enner Valencia.


No era la noche de Tigres y sí la del equipo Morado, conjunto que logró irse al frente en el marcador al 72’, minuto de juego en que labró su anotación a través de un tiro de esquina cobrado en corto, luego enviando el balón al corazón del área y ahí Johan Venegas le ganó la posición a Jorge Torres Nilo e hizo explotar al graderío con su gol de cabeza.


En la recta final, los de la UANL buscaron igualar la pizarra, pero sin tanta sabiduría, a la mayoría de los jugadores se les veía desesperados, no creían que estuvieran siendo superados por un cuadro que, en nómina es infinitamente inferior. El boleto a Cuartos de Final se definirá en el juego de Vuelta el próximo martes a las nueve de la noche en el Estadio Universitario